ůTy{
Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/admin/en.tovpil.org/wp-content/plugins/solazu-unyson/framework/extensions/new-tweet/hooks.php:2) in /home/admin/en.tovpil.org/wp-content/plugins/cache-enabler/inc/cache_enabler_disk.class.php on line 188
El Se√Īor Resucit√≥..!! – TOVPIL
BIENVENIDO FAMILIA TOV ADMIN

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larra√Īaga

Miles de personas en el mundo han recuperado la alegría y el encanto de la vida.

Talleres de Oración y Vida

Padre Ignacio Larra√Īaga

El Se√Īor Resucit√≥..!!

  • noviembre 11, 2015
  • Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

La historia no ha concluido, todo comienza ahora. La muerte no tuvo su √ļltima palabra sobre el Pobre de Nazaret. Por el contrario, fue √©l quien entreg√°ndose voluntariamente a la muerte, la dobleg√≥ y le arranc√≥ su aguij√≥n m√°s terrible.
No hay afirmación tan categóricamente reiterada en el Nuevo Testamento, tanto en los evangelios como en los documentos apostólicos, como ésta: Cristo ha resucitado de entre los muertos.

Su ‚Äúpaso‚ÄĚ a trav√©s de la muerte dar√≠a a luz y har√≠a florecer aquel Reino de Jes√ļs, que en sus d√≠as mortales, no hab√≠a conseguido instaurar.

Ya hemos visto c√≥mo los disc√≠pulos de Jes√ļs segu√≠an dificultosamente a su Maestro camino de Jerusal√©n; y, en el momento de la prueba, ‚Äútodos le abandonaron‚ÄĚ dej√°ndolo morir solo. Despu√©s de tres d√≠as abatidos por la verg√ľenza y la tristeza y por el naufragio de sus ilusiones, estaban ‚Äúcon las puertas bien cerradas‚ÄĚ a la espera de que pasara la tempestad y volviera la bonanza, para volver a sus barcas y redes ‚Ķ Y ahora, de pronto, esos desilusionados disc√≠pulos aparecen como hombres nuevos, confiados y valientes, que, con gran creatividad y alta inspiraci√≥n se ponen al frente de un movimiento que produjo un impacto instant√°neo, y fue avanzando incesante hacia adelante y hacia arriba, sin que ni las persecuciones ni la incomprensi√≥n fueron capaces de detenerlo.

¬ŅQu√© hab√≠a sucedido? Ellos afirmar√°n una y otra vez que fue el reencuentro con Jes√ļs. No se cansar√°n de repetir, como iluminados, y casi obsesivamente, que Jes√ļs, muerto y sepultado, est√° vivo; que lo han visto en lugares diferentes, sin una coordinaci√≥n previa, y no se trata de una relaci√≥n permanente con Jes√ļs, sino de visitas espor√°dicas, cuya iniciativa pertenec√≠a a Jes√ļs. Ten√≠an una absoluta seguridad de que se hab√≠an encontrado con Jes√ļs resucitado; y esto era algo incuestionable, una certeza inmediata vivencial, de quien ha tenido una experiencia marcante, que no necesita explicaciones ni justificaci√≥n alguna; que hab√≠an entrado en una relaci√≥n personal con √©l. Una relaci√≥n a niveles profundos de fe, adhesi√≥n y compromiso, y que a trav√©s de esa relaci√≥n, hab√≠an recibido un entusiasmo, una vitalidad, un fuego que les hac√≠a ver con toda claridad que Jes√ļs hab√≠a triunfado para siempre sobre el odio, la injusticia y la muerte.

Jes√ļs, resucitado y viviente, es la raz√≥n √ļltima de la comunidad de los disc√≠pulos, la Iglesia, en su expansi√≥n transhist√≥rica universal.

De la muerte nace la vida, de la humillaci√≥n, la exaltaci√≥n. El Pobre de Nazaret es ahora el Se√Īor Jes√ļs.

Tomado del libro el Pobre de Nazaret, p. Ignacio Larra√Īaga.
Lo tome del libro del Pobre de Nazaret, capitulo VIII CONSUMACI√ďN, ¬†“Del Siervo Jes√ļs al Se√Īor Jes√ļs”